• Metropolitano: +34 91 535 75 29
  • |
  • Ríos Rosas: +34 91 006 04 79

De la lengua española: un variado

Los palíndromos

Define la Real Academia de la Lengua Española un palíndromo como aquella “palabra o frase que se lee igual de izquierda a derecha, que de derecha a izquierda”. Si se trata de un número se llama “capicúa”

El típico  ejemplo de palíndromo en castellano es :

DÁBALE ARROZ A LA ZORRA EL ABAD

 

En latín encontramos el siguiente ejemplo

ROMA IBI TIBI SEDES IBI TIBI AMOR (Roma, allí está tu hogar, allí está tu amor)

 

Incluso, en inglés, en el epitafio del constructor del canal de Panamá, se puede leer lo siguiente:

A MAN, A PLAN, A CANAL: PANAMA! (Un hombre, un plan, un canal: ¡Panamá!)

Los acrósticos

Según la Real Academia de la Lengua Española un acróstico es “una composición poética constituida por versos cuyas letras iniciales, medias o finales forman un vocablo o una frase.”

El acróstico más importante que encontramos en la literatura española figura en el Prólogo de La Celestina de Fernando de Rojas, (1499), donde nos encontramos unos versos acrósticos donde se puede leer la siguiente frase:

El bachiller Fernando de Royas acabó la comedia de Calysto y Melyvea y fve nascjdo en la Pvevla de Montalván

En el año 1984, José María Lorite escribió en su libro “Las palabras del aire” uno de los acrósticos más largos en castellano. En total cuenta con 441 versos en acróstico.

La anécdota de Fray Luis de León

Fray Luis de León nació en Belmonte (Cuenca) en 1527 y falleció en 1591. Fue poeta, humanista y religioso y dedicó gran parte de sus años a impartir clases en la Universidad de Salamanca. Destaca entre sus alumnos el también poeta San Juan de la Cruz.

Fue a la cárcel por traducir libros (en particular el Cantar de los Cantares) y la Inquisición le acabó llevando a prisión donde estuvo cinco años encarcelado. Es en la cárcel donde escribe algunos de sus mejores poemas.

Cuentan que al volver a su cátedra de la Universidad, tras 5 años de cárcel, en el año 1576,  se dirigió a sus alumnos para retomar las clases con el tan famoso: “Decíamos ayer…”